lunes, 2 de noviembre de 2015

¿Dónde están las mujeres normales?

En la actualidad existen dos vías exitosas en la moda:

  • Las tallas "normales"
  • Las tallas plus size o tallas especiales.
Pero, ¿dónde se encuentran las mujeres normales? ¿en cual anuncio sale una mujer de la talla 40, 42 o 44? ¿existen las modelos de estas tallas en los desfiles de grandes marcas? La respuesta a estas preguntas es que la mujer estándar, que no tiene unas curvas imposibles o que no pesa 50 kg es totalmente inexistente para la moda.

Modelo del desfile de Victoria Beckham
Con tallas normales se entiende en la moda desde la 32 (que perfectamente la puede llevar una niña) a la 38, siendo ésta el límite de lo normal y que rebasando esa linea imaginaria que coloca la moda dejas automáticamente de ser bella. Esta obsesión por la delgadez ha llevado a miles de jóvenes a tener problemas alimenticios. Es una falsa belleza la que se proyecta en las pasarelas y que provoca que muchas mujeres odien su cuerpo por no llegar a él. Diseñadores como Karl Lagerfeld o Victoria Beckham han llegado a subir a las pasarelas a modelos totalmente esqueléticas que como es normal han despertado un aluvión de críticas por promulgar la anorexia o bulimia entre otros.


Por otra parte nos encontramos con las tallas especiales la antítesis de la anorexia. Este es el burdo intento que lleva la moda para aparentar que adora las curvas de la mujer pero que secretamente (y no tan en secreto) aborrece y sino ¿ por qué las grandes marcas como Dior, Chanel, Versace o Yves Saint Laurent no llevan estas modelos plus size en sus desfiles? Está claro que por mucho que algunas publicaciones alaben a este sector, está claro que todavía no ha calado en la sociedad, por lo que siguen los prejuicios.
Modelo plus size

Claramente el rincón de las tallas grandes es muy limitado, sin embargo, no todas las mujeres tienen cuerpos de modelo, al estilo de los ángeles de Victoria Secret o tienen curvas como todo el clan Kardashian. Millones de mujeres anhelan que las marcas de moda se fijen en ellas y que diseñen sus prendas soñadas. Aun así a no ser que se viralice la moda de ser normal y sana, por desgracia, las mujeres que se encuentran en esta franja tendrán que conformarse con tener ropa que no se amolde a su figura pero que le quede bonita sin llegar a mostrar toda la belleza que poseen. Esta humilde autora, sin embargo, se siente bella siendo normal, así que  todos aquellos lectores que también se sientan igual alcen el grito de: ¡Soy normal y me encanta!

#PorUnaModaNormal
#SoyNormalYMeEncanta

Ángela Fernández Jiménez
@angyfernandez


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada